top of page

Nitobe y Hearn.

Patrick Lafcadio HEARN e Inazo NITOBE. Dos autores que contribuyeron a la difusión internacional del Judo.


En la presente Nota, trataremos sobre 2 personalidades contemporáneas de Jigoro KANO (1860 – 1938) que, a través de sus obras, contribuyeron a que el Judo sea conocido en el mundo occidental. Se tratan de británico Patrick Lafcadio HEARN (1850 – 1904) y el japonés Inazo NITOBE (1862 – 1933), dos intelectuales y escritores que se refirieron al Ju Jutsu en sus respectivas obras sobre Japón publicadas en inglés hacia fines del Siglo 19 y comienzos del 20, cuando éste era aún un país exótico poco conocido en occidente.

Lafcadio HEARN fue el primer escritor en referirse al Ju Jutsu en una obra publicada en occidente, dedicándole un capítulo (VII: “Jiujutsu”) en la obra “Out of the East” publicado en 1895 en EEUU.

Por su parte, Inazo NITOBE es el autor de la famosa obra “Bushido: el alma de Japón” (Bushido: The Soul of Japan), publicada en los EEUU en el año 1900, que se refiere al código de conducta de los guerreros samuráis que seguían influyendo en la vida y la cultura del Japón de fines del Siglo 19. Dado que el Bushido o código de conducta de los samuráis tiene una estrecha relación con las bases filosóficas de las artes marciales japonesas y a que en su capítulo “Educación y Enseñanza de un Samurai” hay una referencia sobre el Ju Jutsu, la obra de NITOBE fue una obra fundamental para que se conozca en occidente la cultura japonesa en general y las artes marciales en particular.

“Out of The East”, “Bushido” y “The Book of Tea”


Cabe recordar el particular contexto histórico en que se producen estas publicaciones, cuando había una gran avidez por parte del mundo occidental en conocer Japón, un pequeño país casi desconocido que se abrió al mundo en el año 1868 con el comienzo de la Era Meiji, tras más de 250 años de cierre durante el régimen feudal del Shogunato de TOKUGAWA o la Era Edo (1603 – 1867) y que acababa de imponerse en la Guerra Chino-Japonesa (1894 – 1895) por el control de Corea y que vencería 10 años más tarde a la poderosa armada rusa en la Guerra Ruso – Japonesa (1904 – 1905).

Por su parte, en Japón, junto a los grandes cambios en su estructura política y social que impulsó la llamada “Restauración Meiji” (1866 – 1870) que dio fin a la Era Edo y comienzo a la Era Meiji, se desató un fuerte proceso de modernización y occidentalización. Así, muchos jóvenes promisorios fueron enviados para estudiar en universidades americanas o europeas y también, se enviaron muchas misiones integradas por funcionarios gubernamentales para tomar conocimiento sobre los distintos sistemas vigentes en occidente, desde la organización política y militar hasta los sistemas de salud, ciencia y educación para su adaptación en Japón.


Jigoro KANO pertenecía a esta élite ilustrada que al mismo tiempo dominaba el idioma inglés. Así fue que integró una misión conformada por otros 2 funcionarios del Ministerio de Educación que visitó distintos países de Europa para conocer sus respectivos sistemas de educación entre setiembre de 1889 y enero de 1891.

KANO, a su regreso de su viaje por Europa, fue designado director de la Escuela Superior N°5 de Kumamoto (actual Universidad de Kumamoto) donde permaneció hasta 1893 y también, abrió un Dojo y fundó la Filial Kumamoto del Kodokan.

Fue estando en Kumamoto que KANO conoció a HEARN quien había llegado a Japón en 1890 y había conseguido un cargo de profesor de inglés en la ciudad de Matsue, Prefectura de Shimane, y que luego pasaría a la escuela de Kumamoto dirigida por KANO. Allí fue donde tuvo la oportunidad de observar las clases de Judo que el propio maestro dirigía, dando lugar al capítulo “Jiujutsu” de la citada obra publicada en 1895, donde lo describe como el sistema de combate que aprovecha la fuerza del oponente para vencerlo.

Lafcadio HEARN fue un escritor, periodista y orientalista nacido en 1850 en la isla Léucade, por entonces bajo el dominio británico donde se encontraba destinado su padre Charles, un militar irlandés. A los 6 años, regresó con su familia a Dublín, Irlanda donde comenzó sus estudios que continuó en Inglaterra y Francia. En 1869, se mudó a Nueva York y en 1873, ingresó como redactor en el diario The Cincinnati Enquirer. Posteriormente, además de pasar por distintos diarios y revistas, comenzó su carrera literaria. En 1887, fue enviado como corresponsal por la revista The Harper's Magazine a Martinica donde permaneció 2 años y como producto de dicha estancia, publicó “Dos años en las Antillas francesas” (Two years in the French West Indies; 1890).

En 1890, llegó a Japón como corresponsal de la misma revista, aunque al poco tiempo de su llegada, renunció al contrato y comenzó a escribir obras sobre Japón al mismo tiempo que dictaba clases de inglés, siendo Matsue su primer destino como docente. En 1891, se casó con Setsuko KOIZUMI (1868 – 1933) con quien tuvo 4 hijos (3 varones y 1 mujer) y a fines del mismo año, fue designado como profesor en la Escuela Superior N° 5 de Kumamoto donde KANO era su director.

En 1984, se mudó a Kobe al ser contratado por el diario en idioma inglés “The Japan Chronicle”. En 1896, se nacionalizó japonés, adoptando el nombre de Ikumo KOIZUMI. El mismo año, fue designado profesor de inglés de la Universidad Imperial de Tokyo, cargo que ocupó hasta 1903 cuando fue sucedido por otro personaje muy vinculado con KANO, Soseki NATSUME (1867 – 1916) quien sería uno de los escritores más importantes de Japón. En 1903, NATSUME también había sido designado profesor de inglés de la Escuela Normal Superior de Tokyo donde KANO era su director desde su regreso de Kumamoto.

En 1904, HEARN fue designado en la Universidad Waseda, pero falleció en setiembre con 54 años de edad. Publicó a lo largo de su vida un total de 15 obras (12 de los cuales referidos a Japón) entre los que se destacan, entre otros, Youma, Kokoro, Kwaidan y Fantasmas de la China y el Japón,


Hearn (Koizumi) y su esposa Setsuko.


Por su parte, NITOBE que fue un educador y pensador especializado en economía agraria, nació en 1862 en la actual ciudad de Morioka, Prefectura de Iwate, al norte de Japón. Se graduó en la Escuela de Agricultura de Sapporo (Hokkaido) y en 1884, decidió viajar por su cuenta a los EEUU para ingresar a la Universidad Johns Hopkins que abandonó en 1887. Continuó con las investigaciones en política y economía agraria en la Universidad de Bonn y en 1891, obtuvo el doctorado en Economía Agraria en la Universidad de Halle (Alemania). Regresó a los EEUU donde se casó con Mary ELKINTON a quien había conocido durante su anterior estadía. Entre 1891 y 1897, se desempeñó como profesor en la Escuela de Agricultura de Sapporo. Posteriormente, ambos integrantes de la pareja que se enfermaron durante la estadía en Sapporo, viajaron a California donde pasaron su período de convalecencia. Fue precisamente durante esta convalecencia que NITOBE escribió y publicó su obra más famosa “Bushido: el alma de Japón” que se convirtió en un verdadero best seller, traducido en distintos idiomas como el francés y el alemán.

Ocupó distintos cargos docentes en universidades como la Universidad Imperial de Tokyo, llegando a ocupar el cargo de rector en la Escuela Superior N°1 y en la Universidad Cristiana de Mujeres de Tokyo. Fue designado en 1920 como subsecretario de la Sociedad de Naciones con sede en Ginebra, ocupando dicho cargo hasta 1926. Falleció en 1933, en la ciudad de Victoria, Canadá, mientras asistía a la V Conferencia del Instituto de Relaciones del Pacífico que tuvo lugar en Banff. “Bushido: el alma de Japón” se convirtió en un material de lectura obligada por parte de los intelectuales occidentales interesados en entender la cultura japonesa. El interés por esta obra se acrecentó aún más, tras el triunfo de Japón en la Guerra Ruso-Japonesa (1905) que, para los ojos occidentales, resultaba muy interesante que un pequeño país casi desconocido pudiera imponerse sobre una poderosa potencia como Rusia. Esto también acrecentó el interés por el Judo / Ju Jutsu, ya que representaba precisamente el método que permitía a alguien pequeño vencer a un rival mucho más grande.

Así, este libro llegó a manos de los líderes mundiales del momento, siendo ya muy conocido el interés que había despertado en el presidente norteamericano, Theodore ROOSEVELT (1958 - 1919) quien había montado un Dojo en la misma Casa Blanca, invitando como maestro a Yoshitsugu YAMASHITA (1865 – 1935), uno de los principales discípulos de Jigoro KANO. Cabe destacar que ROOSEVELT obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 1906 por su labor de mediación para dar fin a la Guerra Ruso-Japonesa en cuyas negociaciones defendió la posición japonesa.

El libro había sido escrito por NITOBE directamente en idioma inglés con el fin de explicar en forma sencilla a los occidentales, empezando por su propia esposa, sobre las formas de pensar y actuar de los japoneses que estaban muy influenciados por el Código de Conducta de los guerreros samuráis. Por ello, se incluyen muchas citas y referencias bibliográficas de autores occidentales. Posteriormente, al ser traducido y publicado en Japón donde “Bushido” era un término poco conocido, despertó también el interés de los lectores japoneses. Bushido fue un término utilizado por Tesshu YAMAOKA (1836 – 1888) un destacado maestro de Kendo, Zen y caligrafía, pensador y político, quien habría influido sustancialmente en NITOBE.

Este interés por la cultura japonesa hizo que emigraran a occidente muchos instructores de Ju Jutsu y Judo y que, muchos dojos occidentales adoptaran como valores del Budo o las artes marciales japonesas, aquellos valores de los samuráis destacados por NITOBE en su obra: (1) Justicia o Rectitud (Gi), (2) Coraje (Yu), (3) Compasión (Jin), (4) Respeto o Cortesía (Rei), (5) Honestidad (Makoto), (6) Honor (Meiyo) y (7) Lealtad (Chugi). Aquí, se debe tener en cuenta que los principios de “Seiryoku Zenyo” y “Jita Kyoei” fueron dados a conocer por KANO recién en 1922.

Una clara influencia de este fenómeno se puede observar en los “Valores del Judo” establecidos por la Federación Francesa de Judo que se basan (aunque en forma no idéntica) en los valores indicados por NITOBE en su obra.


Nitobe y su esposa Mary.


La obra de NITOBE es considerado como una importante contribución a la difusión de la cultura japonesa al igual que la famosa “El Libro del Té” (The Book of Tea), referido a la ceremonia del té, escrito también en inglés por Kazuzo OKAKURA (1862 – 1913) y publicado en EEUU en 1906.

Precisamente, la ceremonia del té (“chanoyu”), es mencionado en el capítulo sobre “Cortesía” en la obra de NITOBE como “un modus operandis de la disciplina del alma”. Asimismo, en el capítulo “Educación y Enseñanza del Samurai” donde se refiere al Ju Jutsu, realiza también una mención especial sobre la caligrafía como otra disciplina importante para los samuráis. Con respecto al Ju Jutsu, entre otras cosas, destaca que “puede definirse brevemente como la aplicación del conocimiento anatómica los fines ofensivos y defensivos” y “difiere del pugilato, en que no depende de la fuerza muscular”.


KANO y NITOBE fueron 2 destacadas personalidades de los inicios de la educación moderna del Japón, aún con algunas visiones congruentes y otras divergentes. Si bien no hay dudas que la obra de NITOBE significó un importante disparador para la difusión del Judo en el mundo, tampoco hay dudas que el Judo actualmente convertido en una de las expresiones de la cultura japonesa más difundidas en el mundo se ha convertido en un poderoso medio para entender y valorar la cultura japonesa que pretendía NITOBE con su obra.

Ambos coincidieron entre 1907 y 1909 como asesores de la revista “BUTOKU-SHI” del DAI NIPPON BUTOKUKAI. Además, existen registros de conferencias dictadas por NITOBE en el Dojo BUDOKWAI fundado en Londres por Gunji KOIZUMI y Yukio TANI que se convertiría en una de las bases que utilizó KANO para la difusión del Judo en Europa. Por otra parte, NITOBE fue sucedido en su cargo de subsecretario de la Sociedad de Naciones por Yotaro SUGIMURA (1884 -1939), un diplomático de carrera que pasó por la academia “KANO JUKU” y el KODOKAN (llegando al grado de 7mo Dan). Éste sería luego miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) donde impulsó, junto a KANO, la candidatura de Tokyo como sede de los Juegos Olímpicos de 1940 y Embajador en Italia y Francia donde contribuyó a la difusión del Judo.

Por otra parte, resulta muy curioso realizar un paralelismo entre HEARN y NITOBE, un británico casado con una japonesa convertido al budismo y un japonés casado con una norteamericana convertido al catolicismo.

Nitobe y Natsume en billetes japoneses.

132 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page