top of page

Judo y Aikido.

El Judo como Budo”, el sueño trunco de Jigoro KANO y el AIKIDO.


Para muchos autores, la década del ´20 (1920) fue el inicio de una nueva etapa para Jigoro KANO (1860 -1938). Una vez liberado de sus obligaciones oficiales como Rector de la Escuela Normal Superior de Tokyo (actual Universidad de TSUKUBA), cargo que ocupó en 3 etapas (1893 - 1897, 1897 – 1898 y 1900 - 1920) y con el KODOKAN Judo consolidado, orientó gran parte de sus esfuerzos en reforzar el carácter de Budo o arte marcial japonés del Judo, preocupado por el sesgo fuertemente competitivo /deportivo que iba tomando.

Además de completar sus fundamentos filosóficos con la presentación de los principios de “Jita Kyoei” y “Seiryoku Zenyo” en 1923, se concentró en el estudio de la forma de incorporar los Atemi Waza en la práctica del Judo, siendo uno de sus resultados la creación del Kata “Seiryoku Zenyo Kokumin Taiiku” (traducido como “forma nacional de educación física de máxima eficiencia”), presentado en el año 1924.

Sin embargo, según algunos autores, la máxima ambición de KANO habría sido incorporar los Atemi Waza en el randori o práctica libre, adjudicándole la afirmación de “no hay arte marcial sin golpes”. Para ello, estudió otras disciplinas de combate especialmente aquellos a distancia con utilización golpes de puños como el boxeo al que habría prestado especial atención y otras que incluyen patadas como el Karate. El mayor interés de KANO estaba centrado en encontrar la forma más efectiva de neutralizar los ataques a distancia con golpes de puño y patadas y producir el kuzushi. Para ello, KANO insistió siempre sobre la efectividad del shizentai o posición natural y el taisabaki para neutralizar los golpes y acortar la distancia.

Al mismo tiempo, el KODOKAN trató de avanzar en el estudio de artes marciales tradicionales como el Ken Jutsu y Bo Jutsu, a través de la creación, en 1928, del “Grupo de Estudios de KOBUDO” (Kobudo Kenkyukai) con el objetivo tanto de estudiar y preservar el manejo de estas armas, como para estudiar las formas de defensa contra ataques con las mismas. Paralelamente, introdujo también el estudio de técnicas de defensa contra ataques con elementos comunes como bastón o paraguas que podrían ser utilizados como armas.

A pesar del esfuerzo de KANO, el desarrollo del Judo como deporte que él mismo había impulsado desde sus inicios para diferenciarse del Ju Jutsu tradicional fue tal que resultó prácticamente imposible introducir cambios importantes y torcer el rumbo que había tomado. A esto contribuyó también el hecho de que la condición impuesta para reiniciar la enseñanza del Judo en las escuelas por el Comando Supremo de las Potencias Aliadas que lo había prohibido entre los años 1946 y 1950, fue el de su práctica como cualquier otro deporte, despojado de cualquier “carácter de arte marcial”.

Así como lo reconocería el propio Risei KANO en 1958 que Jigoro KANO no logró completar sus estudios para perfeccionar el componente de defensa personal que incluía el Ju Jutsu tradicional, en su momento, había una visión compartida entre las autoridades del Judo Japonés que no se había podido completar “el Judo como Budo” como se lo había propuesto su creador.

A pesar de que hayan sido en vano, resulta interesante conocer algunos aspectos de estos esfuerzos iniciados por KANO para torcer el rumbo que venía tomando el Judo que no lo conformaban, a partir de la década del ´20 y continuaron hasta los primeros años de la posguerra, aún después de su fallecimiento.


Encuentros con los maestros FUNAKOSHI y UESHIBA.

Casualmente, durante esta década del ´20, se radicaron en Tokyo tanto Gichin FUNAKOSHI (1868 – 1957) quien sería considerado el “Padre del Karate Moderno” y Morihei UESHIBA (1883-1969) quien sería el fundador del Aikido. FUNAKOSHI quien había llegado a Tokyo en mayo de 1922 para realizar una presentación en la Primera Feria de Educación Física organizada el Ministerio de Educación, decidió radicarse impulsado por KANO, tras realizar una exhibición de Karate en el KODOKAN ante más 200 cinturones negros y medios de prensa. De esta forma, FUNAKOSHI inició la enseñanza del Karate por primera vez fuera de Okinawa, cuando tenía 54 años y el encuentro con KANO fue siempre reconocido como un hecho fundamental para el desarrollo del Karate fuera de Okinawa. Este encuentro dio lugar también a que FUNAKOSHI visitara asiduamente el KODOKAN para dar clases de Karate. Asimismo, el Judo habría influido en la incorporación de la competencia en el Karate de FUNAKOSHI que originalmente estaba centrado en la práctica de los katas.

Por su parte, UESHIBA se radicó en Tokyo en 1927 a los 44 años de edad cuando aún formaba parte de la escuela de Ju Jutsu “Daito-ryu Aiki Ju Jutsu” a cargo de su fundador Sokaku TAKEDA (1859-1943), aunque ya estaba comenzando a distanciarse de éste.

En 1930, KANO visitó por primera vez el Dojo de UESHIBA acompañado por sus discípulos, Shuichi NAGAOKA (1876 – 1952) y Kyuzo MIFUNE (1883 - 1965) quienes llegarían más tarde al grado máximo de 10mo Dan. Según algunas versiones, al ver la clase de UESHIBA, KANO habría quedado asombrado de su destreza y habría hecho comentarios tales como “esto es el verdadero Judo” o “esto es el ideal de Budo”. El reconocimiento fue tal que envió a estudiar Aiki Ju Jutsu bajo las órdenes de UESHIBA, a varios de sus alumnos avanzados como al propio NAGAOKA, Minoru MOCHIZUKI, Jiro TAKEDA y Aritoshi MURASHIGE.

El contacto entre ambos maestros fueron Kenji TOMIKI (1900 – 1979), un judoka que ya había empezado a practicar con UESHIBA y el Almirante (por entonces retirado) Isamu TAKESHITA (1870 – 1949) quien había practicado Judo y se había convertido en un importante patrocinador de UESHIBA. Casualmente, TAKESHITA se encontraba como agregado naval en Washington y ofició como intérprete, cuando, en 1904, Yoshitsugu YAMASHITA (1865 – 1935), dio clases de Judo al propio presidente de EEUU, Theodore ROOSEVELT (1858 - 1919) quien había montado un Dojo en la misma Casa Blanca. Como se podrá ver más adelante, tanto TOMIKI como TAKESHITA se convertirían en 2 personajes clave en la fundación y el desarrollo futuro del AIKIDO.


Morihei UESHIBA y el Aikido

UESHIBA antes de incorporarse a la escuela de “Daito-ryu Aiki Ju Jutsu” bajo la dirección de su fundador Sokaku TAKEDA en el año 1915, con 31 años de edad, había practicado Judo y también, varios estilos de Ju Jutsu.

Junto al paulatino distanciamiento de su maestro TAKEDA, su estilo tomó varias denominaciones tales como “Ueshiba-ryu”, “Aiki Bujutsu” y “Aiki Budo”, hasta que finalmente, en 1948, comenzó a utilizar oficialmente la denominación de “Aikido” para su disciplina y “Aikikai” para su organización (equivalente al Kodokan para el Judo).


Morihei Ueshiba


TOMIKI y TAKESHITA

En este período de organización del Aikido como una nueva disciplina, tuvieron un rol fundamental los mencionados TOMIKI y TAKESHITA. En el caso particular de TOMIKI, a pesar de ser el primero en obtener el grado de 8vo Dan de UESHIBA en el año 1940, con el tiempo, se distanció de su organización para avanzar con su idea de introducir la competencia en el Aikido, al estilo del randori del Judo y fundar la Asociación Japonesa de Aikido en el año 1974.

TOMIKI que, al iniciar las prácticas de Aiki Ju Jutsu en 1926, contaba ya con el 4to Dan de KODOKAN, dedicó gran parte de su vida en el estudio comparado de ambas disciplinas. Al iniciarse en el Aiki Ju Jutsu, creyó haber encontrado la solución al dilema de KANO de dotar al Judo de un mayor sesgo como Budo o arte marcial, haciendo del mismo, una disciplina práctica y efectiva en el “combate real” que incluyera los golpes. Al incorporar la competencia en el Aikido como la “segunda generación del randori de Judo”, TOMIKI pensó en poder concretar la iniciativa trunca de KANO.

En sus estudios, TOMIKI diferenció dos tipos de Atemi Waza, el de gran impacto como las técnicas de Karate y el de empuje para derribar al oponente.

TOMIKI continuó ligado al Judo y formó parte de la comisión conformada para estudiar las técnicas a distancia impulsada por el sucesor de KANO, Jiro NANGO y también, en 1952, la comisión para crear el Kata “Kodokan Goshin Jutsu”. En 1971, obtuvo del KODOKAN el grado de 8vo Dan.

En el caso de TAKESHITA que venía de cumplir una destacada carrera como marino alcanzando el grado de almirante, fue un ferviente estudioso y patrocinador (con apoyo económico) del Aikido que impulsó la radicación de UESHIBA en Tokyo y lo contactó con distintas personalidades e instituciones para promover la enseñanza y la difusión del Aikido.

Otro aporte de gran importancia y valor histórico de TAKESHITA fueron los apuntes que tomó de las enseñanzas de UESHIBA entre los años 1930 y 1931, debido a que las técnicas en el Daito-ryu Aiki Ju Jutsu no estaban sistematizadas y no existía una currícula (escrita) para su enseñanza. De acuerdo a estos apuntes, titulados “Ken” y “Kon”, se identificaron un total de 156 situaciones de combate (incluyendo defensa contra ataques con armas) y 2.731 técnicas para hacer frente a dichas situaciones. De las cuales un 60% correspondían a técnicas con agarre y dentro de ellas, se encontraban 147 técnicas contra técnicas de Judo. Al mismo tiempo, incluían 689 técnicas de defensa contra golpes o Atemi, tanto a distancia como con agarre que eran uno de los mayores puntos de interés de KANO. Estos apuntes incluían también aspectos técnicos tales como el uso de la fuerza y el manejo de la respiración, de gran importancia en el Aiki Ju Jutsu.

Por su parte, Minoru MOCHIZUKI (1907 – 2003) que fue uno de los enviados por KANO a estudiar Daito-ryu Aiki Ju Jutsu con UESHIBA en 1930, contaba por entonces con el grado de 4to Dan de KODOKAN y participaba del “Grupo de Estudios de KOBUDO” (Kobudo Kenkyukai), practicando otras disciplinas de Ju Jutsu tradicional y Karate. En el año 1951, fue el introductor del Aikido en Francia donde permaneció 1 año y terminara radicándose en 1999 y falleció en 2003. MOCHIZUKI fundó en 1970, fundó su propia disciplina “Yoseikan Budo” que combina las distintas disciplinas que dominaba, teniendo en cuenta que llegó a ostentar 10mo Dan de Aikido, 8vo Dan de Judo, Iaido y Kobudo y 5to Dan de Kendo y Karate.


Takeda, Takeshita y Tomiki


Cabe recordar que fue en 1925, en plena década del ´20, en que el KODOKAN introdujo el cambio en el Reglamento de Arbitraje que prohibió el “hikikomi” de modo que el combate se centrara en el tachiwaza. Esto hizo que surgiera una nueva corriente en el Judo, el KOSEN JUDO, que continuó realizando sus competencias con el viejo reglamento, desconociendo los cambios impuestos por el KODOKAN.

Por otra parte, durante la década del ´30, hasta su fallecimiento en 1938, parte de los esfuerzos de KANO estuvieron orientados en la campaña para la candidatura de Tokyo como sede olímpica, cosa que lograría en la Asamblea del COI realizado en julio de 1936 en Berlín donde Tokyo resultó electo como sede para las XII Olimpiadas a realizarse en 1940 (que el Gobierno de Japón renunciaría a pocos meses del fallecimiento de KANO por el agravamiento de la Segunda Guerra Chino – Japonesa).


523 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page