top of page

Personaje Global (Parte II).

Actualizado: 13 dic 2020

Jigoro KANO; Modelo de Personaje Global.

Continuando con la Nota anterior sobre aspectos pocos conocidos de la vida de Jigoro KANO presentados recientemente en la Página Oficial de Página Oficial de la Federación Japonesa de Judo (AJJF) como parte del Proyecto “Ima motto tsuyoku nareru” (ahora puedes ser más fuerte), en la presente, terminaremos tratando su relación con el olimpismo y su compromiso con una escuela secundaria fundada en su ciudad natal, Kobe, de la prefectura de Hyogo, tema con la que concluye la serie de 9 columnas.


Los Juegos Olímpicos Modernos y el Barón Pierre de COUBERTIN

Desde que se descubrieron las ruinas de Olimpia (Grecia) en el año 1852, comenzaron a organizarse distintas competencias deportivas en Europa, utilizando la denominación de “Olimpíadas”. Fue el francés Pierre de COUBERTIN (1863 – 1937) quien transformó este pequeño movimiento de restauración de los Juegos Olímpicos en una gran ola a nivel mundial.

COUBERTIN de quien se esperaba que siguiera una carrera militar o política, por pertenecer a una familia de la nobleza francesa (Barón de Coubertin), se inclinó a la pedagogía para impulsar una reforma en la educación que incorpore los valores del deporte, con el fin de sacar del clima de abatimiento que reinaba en la sociedad de Francia, tras la derrota en la Guerra Franco-Prusiana (1870 – 1871).

Visitó los distintos países de Europa con el fin de conocer la situación de la educación y el deporte en cada uno de ellos y también, fue sondeando la posibilidad de restaurar los Juegos Olímpicos o las Olimpíadas. Al obtener el apoyo de varios líderes europeos, en 1984, constituyó el Comité Olímpico Internacional (COI) que organizó los Primeros Juegos Olímpicos de la Edad Moderna en la ciudad de Atenas en el año 1896. En ese mismo año, COUBERTIN, al ser electo como segundo presidente del COI, dejó establecido que los Juegos Olímpicos se organicen cada 4 años en distintas sedes.


Pierre de Coubertain y Jigoro Kano


Se observan varios paralelismos en las vidas de Pierre de COUBERTIN y Jigoro KANO, empezando por el hecho de que ambos, contemporáneos, eran educadores que le daban una gran importancia a la educación física y a los deportes. COUBERTIN solía utilizar la cita latina de JUVENAL “mens sana in corpore sano” que tenía una gran similitud con la frase “Bun-Bu Fuki” (文武不岐) que utilizaba KANO para dar a entender que la educación intelectual y la educación física (marcial) eran dos componentes inseparables en la educación. Asimismo, en el mismo año (1882) en que KANO fundó el KODOKAN, COUBERTIN fundaba su club de esgrima, siendo en ambos casos, una iniciativa para modernizar las respectivas artes marciales tradicionales.

COUBERTIN que deseaba incorporar países de todos los continentes en los Juegos Olímpicos que en sus primeras ediciones habían participado solamente los países de Europa y Estados Unidos, había pedido a su amigo personal y Embajador de Francia en Japón, Auguste GERARD que le recomiende alguna personalidad de Japón para que sea miembro del COI y la persona recomendada resultó ser Jigoro KANO.

Así, KANO que aceptó la invitación de COUBERTAIN tras haber consultado a las autoridades japonesas, fue designado como el primer miembro asiático en la XII Asamblea del COI celebrada el 27 de mayo de 1909. Dado que, por entonces, no existía una organización rectora de la actividad deportiva en Japón, en 1911, fundó la Asociación Japonesa de Deporte (JSPO: Japan Sport Association) que presidió hasta 1921, estableciendo su sede dentro de la Escuela Normal de Tokyo (actual Universidad TSUKUBA) del que era su rector.

En 1912, KANO presidió la delegación japonesa que participó con 2 atletas en los V Juegos Olímpicos realizados en Estocolmo donde pudo entrevistarse por primera vez con COUBERTIN. De allí en más, KANO aprovechó la asistencia a los Juegos Olímpicos como una oportunidad para establecer relaciones amistosas, a través del deporte, con representantes de distintos países y también, para realizar conferencias para dar a conocer el Japón y el Judo, haciendo gala de su dominio del idioma inglés que había adquirido desde la adolescencia.


Kano en Helsinki 1912


Una muestra del pensamiento de KANO como impulsor del entendimiento internacional se pudo apreciar cuando, en 1924, la Ley de Inmigración de los EEUU prohibió el ingreso de inmigrantes asiáticos y se gestó en Japón una corriente anti-norteamericana que propiciaba la prohibición de la enseñanza del idioma inglés. Entonces, KANO fundó la Asociación Japonesa de Idioma Inglés que reunió a las principales personalidades ligadas con el idioma inglés, poniendo énfasis que esa era precisamente una época en la que se debía impulsar el entendimiento entre ambos pueblos.


La ciudad de Tokyo como Sede de los Juegos Olímpicos de 1940

Si bien KANO es normalmente reconocido como el “Padre del Olimpismo Japonés” por haber impulsado a Tokyo como sede de los Juegos Olímpicos de 1940, quien tuvo la idea original fue Hidejiro NAGATA (1876 – 1943) quien fue Alcalde de la Ciudad de Tokyo en 2 oportunidades.

NAGATA, nacido en la Isla de Awaji, Prefectura de Hyogo (al igual que KANO), tras haber sido director de la Escuela Secundaria de Sumoto en su prefectura natal, ingresó al Ministerio de Asuntos Interiores donde cumplió distintas funciones. Fue Vice-alcalde de la Ciudad de Tokyo entre 1920 y 1923 y en mayo de 1923, fue designado Alcalde. A 4 meses de su designación, Tokyo fue desbastado por el Gran Terremoto de Kanto (1 de setiembre) que produjo 1,9 millones de personas afectadas y 105 mil muertos y la destrucción de más 100 mil edificios. Por lo tanto, su gestión como Alcalde estuvo orientado a la reconstrucción de la ciudad, ante los grandes daños sufridos.

Sin embargo, se vio obligado a renunciar en setiembre de 1924, por las diferencias surgidas con la Legislatura de la Ciudad. Fue nuevamente designado como Alcalde de la Ciudad en mayo de 1930, cuando ya las obras de reconstrucción se encontraban bastante avanzadas y permaneció en el cargo hasta enero de 1933. Fue así que tuvo la idea de organizar, en Tokyo, los Juegos Olímpicos y la Exposición Universal en 1940, en coincidencia con la conmemoración del 2600 Aniversario del Imperio de Japón, con el fin de mostrar al mundo la reconstrucción de la ciudad.


Nagata y Tokyo tras el “Gran Terremoto de Kanto” (1923)


Para ello, ante todo, tuvo que reunirse con KANO con el fin de convencerlo para que, a su vez, éste pueda obtener el apoyo de los miembros del COI. El entusiasmo de NAGATA logró convencer a KANO que, al principio, consideraba que era aún demasiado prematuro para que Tokyo pueda organizar los juegos en 1940. De allí, comenzaría otro largo camino hasta lograr que Tokyo sea elegido como sede.

Un hito fue la participación de Japón en los JJOO de Los Ángeles de 1932 que, debido a la gran depresión, tuvo la mitad de países participantes respecto de los anteriores JJOO de Ámsterdam de 1928. En Los Ángeles, la representación de Japón obtuvo un total de 7 medallas de oro, 5 en natación y 1 en atletismo y en equitación y esta gran actuación japonesa, actuó como un “viento de cola” para lograr la sede de Tokyo.

En la Asamblea del COI de 1932 realizado en Los Ángeles, se habían presentado 9 ciudades (incluyendo Buenos Aires) como candidatas para la sede de los juegos de 1940 y en la Asamblea realizada en Oslo en 1935, se logró reducir a 3, Roma, Helsinki y Tokyo, pero se dejó pendiente su decisión hasta la Asamblea a realizarse el año siguiente, en oportunidad de los JJOO de Berlín. Durante ese año, Japón logró convencer a las autoridades italianas a bajar la candidatura de Roma que era una de las principales candidatas y así, como resultado del lobby realizado a nivel de gobierno, logró llegar a la elección final frente a Helsinki.

A pesar de que Japón había quedado algo aislado después de su retiro de la Sociedad de las Naciones en 1933, gracias a las gestiones y los contactos personales de KANO, se tuvo éxito en despertar el interés de los miembros del COI sobre la organización de los primeros juegos en un país asiático.

Además, KANO en una presentación en un perfecto inglés, logró convencer a los miembros que dudaban de la conveniencia de Tokyo por la gran distancia que los separaba, alegando que se trataba de la misma distancia que debían recorrer los representantes japoneses que venían participando desde los JJOO de Estocolmo de 1912.

Así, en la Asamblea del COI realizado el 31 de Julio de 1936 en el Hotel ADLON de la ciudad de Berlín, el día previo a inauguración de los Juegos, Tokyo resultó electo como sede para los XII Juegos Olímpicos a realizarse en 1940, ganando a Helsinki por 37 a 26 votos.En esos momentos, KANO tenía 75 años de edad y en febrero de ese mismo año, en Japón, había ocurrido el frustrado golpe de estado que se dio en llamar “Incidente del 26 de febrero”. Además, también en Berlín, la representación japonesa logró obtener una importante cantidad de medallas (18), de los cuales, 6 fueron de oro, 3 para atletismo (incluyendo 1 en maratón) y 3 para natación.

Kano con Nagata (1932) y en Berlín (1936)



La Escuela Secundaria NADA que continúa con los principios del KODOKAN

En 1920, KANO, al retirarse de su cargo como rector de Escuela Normal Superior de Tokyo, si bien quedó liberado de su función oficial, sus compromisos como miembro de COI y como presidente del KODOKAN lo siguieron manteniendo con una intensa actividad y muchos viajes al exterior. En cuanto a los viajes, cabe recordar que KANO participó de todos los Juegos Olímpicos a partir de Helsinki 1912, salvo al de París 1924 donde no pudo estar presente por cuestiones de salud.

Asimismo, en 1922, fundó la Asociación Cultural de KODOKAN y en dicha oportunidad, dio a conocer los principios básicos del Judo, “Jita Kyoei” y “Seiryoku Zen´yo” y en 1924, presentó el Kata “SEIRYOKU ZENYO KOKUMIN TAIIKU” (traducido como “forma nacional de educación física de máxima eficiencia”) que, posteriormente, se ocupó de difundirlo personalmente por el interior del país y en el extranjero, mostrando una gran vitalidad, a pesar de haber superado los 60 años de edad.

En algún momento, KANO había tenido la idea de fundar su propia escuela secundaria donde pueda concretar lo que podría ser considerado su educación ideal. Para ello, había comprado un terreno en la ciudad de Abiko, Prefectura de Chiba, donde hasta había llegado a plantar los árboles a los costados del camino de acceso hasta el lugar donde pensaba construir el edificio principal. Sin embargo, esta idea fue abandonada definitivamente, en 1922, al incrementarse aún más sus compromisos al asumir como miembro de la Cámara de los Pares en la Dieta (Congreso) de Japón. Fue casualmente en esta época que fue contactado por representantes de su ciudad natal de Kobe quienes le solicitaron su apoyo y asesoramiento para fundar una escuela secundaria privada.

Desde la Restauración Meiji, la ciudad de Kobe se había convertido en una de las ciudades preferidas de residencia para los empresarios de Osaka que, en esa época, estaban demandando una escuela secundaria privada que libere a sus hijos de la excesiva competencia en los exámenes de ingreso a los que eran sometidos para ingresar en las escuelas públicas.

KANO aceptó con gusto el pedido y hasta ofreció sus buenos oficios para obtener un apoyo financiero de las grandes bodegas de sake instaladas en la ciudad como “KIKU MASAMUNE” y “HAKU TSURU”, pertenecientes a miembros de la familia de KANO. Además, propuso como director a uno sus discípulos más destacados de la Escuela Normal Superior de Tokyo, Norie SANADA (1889 – 1946) quien era, entonces, el director de la Escuela Superior de Mujeres de Kyoto, cargo al que había llegado con apenas 37 años de edad.

Debido a que el Distrito de Nada era conocido en todo el país por ser la región más famosa productora de sake, se decidió denominar “Escuela Secundaria NADA” que fue inaugurada en 1928. Los lemas adoptados por la escuela fueron los del KODOKAN, “Jita Kyoei” y “Seiryoku Zen´yo” que continúan aún en la actualidad y garantizan la libertad, autodeterminación y autonomía tanto de los docentes, como de los alumnos, siguiendo los lineamientos señalados por KANO y concretados por SANADA.


Escuela Secundaria NADA (inferior y superior)


Casualmente, la Federación Japonesa de Judo (AJJF) se basó en los documentos redactados por el Prof. Magohiro WADA, actual director de la Escuela Secundaria NADA (inferior y superior) para preparar las 9 columnas sobre la vida de Jigoro KANO, presentadas recientemente en su Página Oficial.

83 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page